Estilo Clásico

El equilibrio y la elegancia armónica de este estilo clásico se manifiesta en cada elemento , otorgando al espacio un aire noble y un tanto fastuoso: nada es demasiado y todo es esencial y mesurado.

Más allá de la visión general que tenemos del estilo clásico (o de lo que deberíamos llamar neoclásico), su sencillez y sus “reglas” aparentemente rígidas, podemos notar diferentes formas de expresión a lo largo de los años . Ha renacido como neoclásico y ha concluido su evolución, al menos por el momento, con la versión clásica moderna.